menúcerrar
Mejora de los espacios comunes y exteriores del centro comercial en la Avenida Diagonal

El centro comercial apuesta por nuevos espacios de encuentro verdes y sostenibles que fomentan la conexión entre las personas y la naturaleza.

Reforma de L’illa Diagonal de Barcelona
Reforma de L’illa Diagonal de Barcelona

Reforma de L’illa Diagonal de Barcelona

Una reforma para mejorar la conectividad del centro comercial con los jardines públicos de Sant Joan de Déu, mediante la construcción de un umbráculo con vegetación que reforzará el entorno verde de la zona y acogerá nuevos espacios de restauración.

Autores

Batlleiroig Arquitectura. Enric Batlle Durany, Joan Roig i Duran, Albert Gil Margalef, Helena Salvadó Giné, Laura Quintana Fernàndez, Eirene Presmanes Yrurzun – Arquitecto/ Joan Batlle Blay – Arquitecto y paisajista

Equipo

Cristina Domínguez Morales, Elisabeth Pino Palomo, Pilar Álvarez Alvargonzález, Alba Moreno Rodríguez, Maria Peñas de los Aires, Rafel Bonet Sisniega, Alba Monfort Ribes, Arrate Abaigar Villota, Annabel Barba Calpe, Irene Escudé Moreno, Fernando Marí Rebollo – Arquitecto / Diana Calicó Soler, Elisabeth Torregrosa Avilés, Laura Luque Pan, Helena Canals Albiol – Arquitecto técnico

Colaboradores

PGI Engineering – Ingeniería de instalaciones, Estudi m103 – Ingeniería de estructuras, Artec Studio – Diseño de iluminación, Emiliana – Interiorismo, Avanti – Señalética, JSS – Ingeniería de instalaciones

Promotor

L’illa Diagonal

Estado del proyecto

En curso

Superfície total

35000 m2

Superfície exterior

1934 m2

Apostando por los espacios verdes y sostenibles

El centro comercial fomentará la interacción de los usuarios con los jardines públicos de Sant Joan de Déu y recuperará la permeabilidad entre el interior y el exterior del recinto. Para ello, se construirá un umbráculo con una longitud de casi 200 metros y vegetación. Así, el centro comercial contará con una nueva zona verde polivalente integrada en los jardines, que optimizará la calidad del aire y el confort térmico y acústico.

El umbráculo también reordenará y renovará las áreas gastronómicas al aire libre, al incorporar nuevos conceptos de restauración únicos en la ciudad que atraerán a nuevos públicos y operadores.

La reforma trata de fomentar la conexión entre las personas y la naturaleza. Se han propuesto estrategias que articulan esta relación, introduciendo luz y vegetación en el interior, abriendo L’illa hacia el exterior y proponiendo el nuevo umbráculo entre el centro comercial y los jardines públicos.

L’illa se abre al jardín y el jardín entra en L’illa. / © SBDA

Nuevos espacios de encuentro

La propuesta también mejora el confort de los visitantes del centro comercial con la creación de varias zonas de descanso y la reforma integral de los cuatro núcleos de aseos (de los cuales uno ya se ha reformado), lo que supone un importante avance en cuanto a sostenibilidad –por un menor consumo de agua–, estética y usabilidad.

Asimismo, se llevará a cabo una mejora general de los elementos arquitectónicos del centro comercial (techos con proyección de imágenes y efectos lumínicos, revestimientos sustituidos por muros vegetales, escaleras rediseñadas, etc.) y se realizarán actuaciones en determinadas tiendas para optimizar su visibilidad.

La eficiencia energética es otro de los aspectos clave del proyecto. En esta línea, la reforma del centro comercial implementará mejoras ambientales encaminadas a reducir el uso de recursos naturales, mediante un menor consumo de energía (iluminación led) y de agua, y la generación de residuos, así como a fomentar el uso de fuentes de energía renovables mediante la instalación de placas solares.

L’illa Diagonal también implementará un proyecto de wayfinding para facilitar la ubicación y el recorrido de los visitantes, mediante la combinación de nuevos elementos corpóreos de señalética y pantallas digitales de última generación, al tiempo que introducirá las últimas tendencias en digital signage.