menúcerrar
Modificación puntual del Plan General Metropolitano en el entorno de la estación de Cercanías

Una nueva centralidad de usos mixtos alrededor de un nodo de transporte.

Ordenació de l’illa Gallina Blanca a Sant Joan Despí
Ordenació de l’illa Gallina Blanca a Sant Joan Despí

Ordenación de la manzana Gallina Blanca en Sant Joan Despí

El nuevo desarrollo aprovecha su localización al lado de la estación de Cercanías para crear un nuevo polo de centralidad terciaria y de vivienda y reconectar el centro del municipio con sus barrios.

Autores

Batlleiroig Arquitectura. Enric Batlle Durany, Joan Roig i Duran – Arquitecto

Equipo

Abel Porcar Badal – Arquitecto y urbanista / Ronda Quetglas Aragay – Arquitecto

Promotor

Agrolimen

Estado del proyecto

Aprobado inicialmente

Fecha inicio

2020

Uso principal

Residencial / Terciario / Hotelero

Superfície total

48.895 m2

Superfície techo

91.584 m2

Número viviendas

397

LA MANZANA GALLINA BLANCA

Como en otros núcleos del Baix Llobregat, el trazado del ferrocarril entre Barcelona y Molins de Rei (1854) y, más concretamente, la colocación de la nueva estación, iba a suponer tarde o temprano para Sant Joan Despí el desplazamiento de su centro.

Si hasta aquel momento el núcleo urbano se había ido desarrollando a lo largo del Camino Real de Madrid a Barcelona, integrado como calle mayor, la línea del ferrocarril se dibujó paralela a esta vía y en las afueras de la población.

La plaza de la estación reunía todas las condiciones para configurarse como nuevo centro urbano, unido al antiguo a través del eje del paseo Canalies. Identificando la importancia estratégica de este emplazamiento privilegiado por su máxima accesibilidad y visibilidad, Gallina Blanca eligió el punto más cercano del otro lado de la vía per colocar sus instalaciones (1955).

La fábrica de Gallina Blanca, primera en cruzar la línea del tren. / © ICGC

UN LUGAR PRIVILEGIADO

Sin embargo, el eje de actividad que representaba el ferrocarril también significaba una barrera en el territorio y empujó los crecimientos urbanos en otras direcciones. Asumiendo esta situación, el Plan Comarcal de 1953 asignó a los terrenos de la Fontsanta, a levante de la vía, el uso industrial. Tampoco los posteriores crecimientos urbanos de esta parte de la ciudad, entre los años 1960 y 1990, que dieron lugar a los barrios de les Planes, del Pla del Vent-Torreblanca y de Sant Joan (donde se ubica TV3), consiguieron resolver este aspecto y quedaron completamente desligados del centro.

Si bien durante años el polígono de la Fontsanta, encabezado por la fábrica de Gallina Blanca, constituyó un importante motor económico, la ausencia de conexión directa con la estación hizo crecer al polígono de espaldas al tren, relegándolo a un segundo plano y convirtiendo la manzana Gallina Blanca en un espacio residual.

A pesar de todo, el lugar mantiene las virtudes que tenía en el momento de la implantación de la fábrica, reforzadas ahora por el crecimiento del municipio y de la metrópolis, y la transformación de la manzana de Gallina Blanca mediante una Modificación del Plan General Metropolitano debe convertirlas en oportunidad.

La nueva estación intermodal y la configuración de la nueva plaza central al otro lado de las vías refuerzan la conexión del centro y los barrios. / © SBDA

LA PROPUESTA: CONEXIÓN, CENTRALIDAD Y ACCESIBILIDAD

La transformación de la manzana de Gallina Blanca implica la creación de un nuevo paso a cota de calle bajo la vía del ferrocarril desde la plaza de la estación y la abertura de este recinto cerrado de cerca de 50 hectáreas, para convertirlo en un espacio permeable que dé continuidad a los tejidos vecinos, estableciendo así una conexión natural entre el paseo Canalies y la avenida Barcelona o, lo que es lo mismo, entre el centro y los barrios del otro lado de la vía.

El nuevo eje se concreta dentro del ámbito en forma de gran espacio público equipado -la nueva plaza de la estación- central, de medida generosa y que receptor de los principales recorridos peatonales provenientes de los barrios de levante. Esta plaza estructura a su alrededor una ordenación de usos mixtos que, superando el modelo vigente monofuncional de uso industrial, mezcla vivienda libre y protegida, equipamientos comunitarios, comercio, oficinas y otras actividades económicas, con la nueva sede de Agrolimen como locomotora.

El nuevo paso bajo la vía del ferrocarril constituye una prolongación natural del paseo Canalies y enlaza el centro con los barrios de levante. / © SBDA

REFORZANDO LA MOVILIDAD SOSTENIBLE

Este nuevo polo de actividad de usos mixtos debe apoyarse en una estación intermodal que integre las ya existentes líneas de Cercanías, tranvía, autobús y la futura llegada de la línea 3 de metro, y priorice el acceso directo de peatones y de bicicletas desde ambos lados de la línea ferroviaria. La reforma de la estación de Cercanías, situándola adyacente al paso inferior y en posición simétrica respecto a las vías, eliminará su condición actual de cara y espalda, mejorará su accesibilidad y reforzará la conectividad del nuevo paso.

La propuesta culmina un intento ya existente por parte del Ayuntamiento de religar el centro y los barrios de les Planes y Sant Joan utilizando el eje de la avenida Barcelona y el parque de la Fontsanta, convirtiendo la avenida en eje cívico a través de la implantación de vivienda, terciario y equipamientos. Si bien esta estrategia ha empezado a generar una conexión entre Sant Joan Despí y sus barrios, es solamente ahora, con la creación de un eje potente que prolongue el paseo Canalies, incorpore la estación de Cercanías y la convierta en núcleo de un polo de actividad, que este eje podrá coser la estructura urbana de la ciudad y consolidar ésta su nuevo centro.

El proyecto toma como referencia experiencias desarrolladas en otras ciudades que han transformado estaciones de transporte público de infraestructura fija en centros de actividad, alrededor de los cuales se promueve la densificación con crecimientos urbanos mixtos que permiten minimizar los desplazamientos motorizados, concentrar las actividades en puntos estratégicos de las ciudades y aprovechar al máximo la infraestructura de transporte público que da rápida accesibilidad al resto de la metrópolis.

 

La nueva plaza de la estación, prolongación natural del paseo Canalies a través del paso previsto bajo las vías. / © SBDA