menúcerrar
Edificio de oficinas en la calle Badajoz 97 en el 22@

Unas oficinas que responden al pasado industrial del 22@ y que, gracias a una solución estructural innovadora, consiguen unos espacios de trabajo excepcionales.

Oficines Badajoz 97 a Barcelona
Oficines Badajoz 97 a Barcelona

Oficinas Badajoz 97 en Barcelona

Las oficinas Badajoz 97 se ubican en un eje de centralidad del distrito tecnológico del 22@. Se trata de un edificio en altura con una fachada cerámica que responde a su pasado industrial, diseñado para obtener unos espacios de trabajo de gran calidad y relacionados con la vegetación, obteniendo la doble certificación LEED Gold y Well.

Autores

Batlleiroig Arquitectura. Enric Batlle Durany, Joan Roig i Duran, Albert Gil Margalef – Arquitecto

Equipo

Meritxell Moyà Vilalta, Cristòfol Tauler Bennàsar, María Ferrer Morey, Carla Cadavid Izquierdo, Xabier López Corres – Arquitecto / Diana Calicó Soler, David Sobrino Viguín, Jordi Pontnou Orga – Arquitecto técnico / Clàudia Amías Roget – Arquitecto y paisajista

Colaboradores

BIS Structures – Ingeniería de estructuras, PGI Engineering – Ingeniería de instalaciones, Ferrés Arquitectos y Consultores – Fachada

Promotor

Conren Tramway

Ubicación

Constructora

Sacyr

Estado del proyecto

En construcción

Fecha inicio

2020

Superfície total

17898 m2

Superfície exterior

1659 m2
© bside
Badajoz 97 responde al pasado industrial de Poblenou y se integra en su trama histórica. En la fachada en contacto con la calle Pere IV, un gran porche de acceso a doble altura da la bienvenida a los usuarios del edificio. / © bside

Un entorno en rápida transformación

Este proyecto forma parte, junto a las oficinas en Almogàvers 160, de un mismo planeamiento realizado por batlleiroig en 2019: el Plan de Mejora Urbana de la manzana Pere IV – Badajoz, donde el reconocimiento de las tramas históricas, los edificios preexistentes y los pasajes de la manzana da lugar a una ordenación con un nuevo espacio público central y que se adapta a un entorno en rápida transformación.

Esta urbanización no solo reconoce el Passatge del Camp ya existente en la manzana, sino que lo refuerza con un nuevo sistema de pasajes que permiten esponjar la manzana industrial históricamente densificada e incorporar espacios públicos de calidad, con los que Badajoz 97 dialoga.

En el chaflán con la calle Almogàvers el edificio crece en altura, reconociendo la importancia de la calle Badajoz como eje del 22@ y marcando la conexión desde la Plaça de les Glòries hasta el mar. / © bside

Una volumetría que responde a su contexto

El edificio de oficinas Badajoz 97 sabe reconocer las diversas características pasadas y futuras del entorno urbano donde se sitúa para conjugarlas en su volumetría.

Por una parte, se retira del ámbito de la calle Pere IV dando lugar a una amplia plaza protagonizada por la vegetación que enmarca el acceso al edificio y conecta con el sistema de pasajes de la antigua trama industrial del Poblenou.

Un zócalo hasta la planta seis responde a la escala de las viviendas preexistentes que dan frente a Pere IV, mientras en la esquina con la calle Almogàvers, el edificio crece en altura con una torre que llega hasta la planta doce. Este gesto reconoce la importancia de la calle Badajoz como eje del nuevo polo de centralidad que supone el 22@ para la ciudad de Barcelona. Además, sigue la lógica de los edificios en altura situados en esta calle, marcando la conexión desde la Plaça de les Glòries hasta el mar.

© bside
La gran transparencia de la planta baja permite transmitir la actividad interior del edificio a la calle. Además, la materialidad de la fachada se traslada a los espacios interiores del acceso, potenciando la permeabilidad con el exterior. / © bside

Permeabilidad con el espacio público

En su contacto con la calle Pere IV, un gran porche de acceso a doble altura da la bienvenida a los usuarios del edificio. Gracias a su gran permeabilidad, la planta baja transmite la actividad interior del edificio a la calle, consiguiendo una intensa relación del mismo con el espacio público.

El aparcamiento, situado en las plantas inferiores, cede un gran protagonismo a la movilidad sostenible, incorporando 147 plazas para bicicletas. Además, su acceso se produce a través de una rampa con pendientes cómodas para bicicletas y patinetes.

La rampa se dispone en paralelo al Passatge del Camp e incorpora un muro vegetal que no solo aporta calidad al acceso rodado del edificio, sino que también contribuye a amabilizar el espacio público del pasaje.

 

Un sistema estructural innovador

El gran reto de este proyecto ha sido trabajar con una parcela complicada sin renunciar a unas plantas de oficinas muy diáfanas y sin estructura de por medio. Para ello se trabajó en una solución altamente innovadora: un sistema de forjado unidireccional de vigas Holedeck postesadas. Este sistema permite conseguir luces de hasta 18 metros libres, trasladando la mayor parte de la estructura vertical a la fachada y dejando una planta libre únicamente con dos grandes pilares y el núcleo de servicios adosado a la fachada.

El forjado compuesto por vigas Holedeck está considerado estructuralmente el sistema de forjado de hormigón más eficiente en cuanto a la relación entre material utilizado y la capacidad estructural que ofrece. A su vez, la geometría perforada de las vigas Holedeck permite albergar las instalaciones en el mismo espacio que la estructura, dejando unos espacios de trabajo de mínimo 2,89 metros de altura libre.

 

Este innovador sistema estructural da lugar a amplios espacios diáfanos. / © bside

Amplios espacios de trabajo en contacto con la vegetación

El aspecto exterior del edificio busca conectar con el pasado industrial del Poblenou siguiendo una pauta geométrica ordenada y formalizándose en una fachada de obra vista en color negro. La envolvente se presenta más opaca y compartimentada dando a la calle Badajoz y al Passatge del Camp, mientras los testeros del edificio se abren a las vistas sobre la ciudad mediante unas terrazas lineales situadas en los extremos de cada planta de oficinas.

Los espacios de trabajo están siempre en contacto con estas terrazas, protagonizadas por la vegetación. Una forma de mejorar el confort de los usuarios y fomentar la biodiversidad en la ciudad. Al ser un edificio en altura, se decide ubicar la vegetación enrasada con el pavimento con el fin de proyectar mejor las vistas desde el interior de las oficinas hacia el exterior.

A partir de la quinta planta, el interior del edificio comienza a vaciarse creando dobles espacios de relación en contacto con las terrazas, dando lugar a ámbitos de encuentro de excelente calidad.

/ © bside
/ © bside

Múltiples espacios exteriores

Además de las terrazas lineales de las que dispone cada planta de oficinas, el edificio suma una gran terraza comunitaria ajardinada en el encuentro entre el zócalo y la torre, aportando un gran espacio de reunión al aire libre.

En la urbanización de estos espacios, la cerámica de la fachada se traslada a las jardineras y genera una serie de espacios de descanso con bancos y presencia de vegetación de mayor tamaño.

Además, se aprovecha para integrar en el mobiliario exterior de la urbanización un conjunto de hoteles de insectos: pequeños refugios artificiales que proporcionan un lugar de hibernación para insectos y arácnidos que contribuyen a mejorar la calidad y biodiversidad de la ciudad.

© bside

Un edificio altamente sostenible

Además de diversas medidas pasivas para reducir la demanda energética, Badajoz 97 promueve la utilización de energías renovables incorporando placas solares, no solo en la cubierta superior, sino que también aprovechando la fachada sur para la captación de energía solar.

A través de un mismo módulo de ventana, común a toda la fachada, que incorpora paneles fotovoltaicos, la carpintería se adapta a las diferentes necesidades del edificio hacia la autosuficiencia energética.

En la zona de oficinas la superficie de panel fotovoltaico es menor para maximizar la transparencia, mientras que en la zona del núcleo de circulaciones se invierte la proporción, aprovechando al máximo la incidencia solar.