menúcerrar
Modificación del PGM, Planes de Mejora Urbana y Proyecto de Urbanización en el ámbito Batlló-Magòria

Un gran parque estructura la transformación urbanística de este antiguo recinto industrial y la recuperación de sus edificios históricos como equipamientos.

Ordenació Batlló-Magòria a Barcelona
Ordenació Batlló-Magòria a Barcelona

Ordenación Batlló-Magòria en Barcelona

Recuperación de dos grandes piezas de suelo procedentes de un antiguo recinto industrial y una estación de ferrocarril mediante la creación de un nuevo parque central, alrededor del cual se organizan diversos equipamientos (situados en edificios fabriles restaurados) y edificios de comercio, oficinas y viviendas, incluidas varias torres con frente a la Gran Vía.

Autores

Batlleiroig Arquitectura. Enric Batlle Durany, Joan Roig i Duran – Arquitecto

Equipo

Abel Porcar Badal – Arquitecto y urbanista / Goretti Guillén – Arquitecto

Promotor

Grupo Gaudir

Estado del proyecto

Aprobado definitivamente

Uso principal

Residencial / Equipamiento / Terciario

Superfície total

144292 m2

Superfície techo

116.427 m2

Número viviendas

1.455

Superficie de suelo

144.292 m2

UNA SITUACIÓN INMEJORABLE

La Gran Via de les Corts Catalanes es una de las principales vías de Barcelona. Tiene su origen en la avenida proyectada en el siglo XIX por Cerdà, que se ha ido prolongando a lo largo de la historia, y actualmente es la principal vía de entrada de la ciudad desde el sur y el aeropuerto.

La importancia que ha adquirido ha hecho que en las últimas décadas se haya desarrollado a su alrededor una de las zonas más dinámicas y de mayor crecimiento urbanístico de la ciudad, con la construcción de múltiples edificios administrativos, comerciales y de servicios (Gran Via – l’Hospitalet, Ciudad Judicial, Fira de Barcelona). Entre esta área de expansión y la plaza España, en un entorno urbano consolidado, con fachada a la Gran Via y con todos los servicios de proximidad se aprobó el gran proyecto urbano de la transformación del sector Batlló-Magòria en Barcelona.

UN PARQUE VERDE, URBANO Y ECOLÓGICO

Un largo proceso urbanístico culminó en el año 2008 con la aprobación de un planeamiento que preveía la transformación de un ámbito de casi 14 hectáreas, que tiene su origen en el antiguo recinto fabril de Can Batlló y la desaparecida estación ferroviaria de Magòria, ahora soterrada junto al ámbito, en un nuevo centro de actividad con viviendas, servicios, equipamientos y zonas de recreo.

El objetivo principal en el diseño del parque era dotar al sector de un gran espacio verde de grandes dimensiones en el que tengan cabida múltiples usos, y al mismo tiempo compaginarlo con una gran presencia de la vegetación que le diese también un carácter paisajístico. Todo ello realizado con la máxima sostenibilidad en las soluciones adoptadas.

El perímetro del parque venía definido por todo un conjunto de nuevas edificaciones que convivían con otras existente. Una serie de caminos perpendiculares a la fábrica constituían la estructura principal del parque. Están secundados por otros transversales de orden menor que garantizaban cualquier posible recorrido por el parque. A ambos lados de los caminos principales se van disponiendo los diferentes usos propuestos: zonas de ocio para niños, adolescentes y mayores y diversas zonas polivalentes.

Propuesta del gran parque central en el sector Batlló-Magòria.
El corazón del sector se ocupa con un parque con vocación de ser el núcleo cívico del barrio y un nuevo centro de atracción de la ciudad. Abel Porcar BadalUrbanista, Arquitecto / Director del departamento de Planeamiento / Partner

UN PROYECTO URBANO ÚNICO EN BARCELONA

Alrededor del parque se proyectaron varios edificios con usos mixtos de vivienda en diferentes regímenes, oficinas y comercios, que en total suman más de 116.000 m² de techo. El planeamiento conjunto del sector se ha llevado a cabo pensando al mismo tiempo en la calidad del espacio urbano y en los edificios de nueva planta que se adaptan a su entorno, desde las tipologías entre medianeras en la parte más cercana al corazón del barrio de Sants a las ordenaciones en torres aisladas con frente a la Gran Vía.

Las edificaciones en Gran Vía constan de zócalos comerciales sobre los que se ubican jardines comunitarios y torres con alturas importantes, entre 12 y 14 plantas, con retrocesos en las últimas plantas que permiten la creación de áticos y terrazas singulares. En este ámbito, Batlleiroig es el autor de dos grandes proyectos de edificación de oficinas y viviendas.

Las viviendas cuentan con espacios exteriores difíciles de encontrar en el resto de la ciudad. / © Antonio Navarro Wijkmark

UNA URBANIZACIÓN PROVISIONAL

Tras aprobarse en 2008 el planeamiento y el proyecto de urbanización que debía permitir el desarrollo del sector, la crisis inmobiliaria frena parte del proyecto.

Tres años después, el 11 de junio de 2011, una plataforma vecinal accedió al recinto y organizó unas jornadas lúdico-reivindicativas con el ánimo de iniciar, aunque fuera por sus propios medios, el proceso de recuperación del sector hacia el barrio.

En este contexto, Batlleiroig aborda el encargo de definir una primera actuación de urbanización provisional del ámbito de Can Batlló que permita abrir el sector al barrio y desbloquear la situación con una solución inmediata de carácter provisional pero económica y de calidad.