menúcerrar
Viviendas Can Morral en Abrera

Edificio de 68 viviendas de protección oficial.

Habitatges Can Morral a Abrera
Habitatges Can Morral a Abrera

Viviendas Can Morral en Abrera

El projecte s’estructura en dos grans àmbits, que es corresponen respectivament amb habitatge plurifamiliar i local comercial.

Autores

Batlleiroig Arquitectura. Enric Batlle Durany, Joan Roig i Duran – Arquitecto

Equipo

Eva Polío, Francesc Puig, Alejandra Liébana Leirós – Arquitecto / Diana Calicó Soler, Elisabeth Torregrosa Avilés – Arquitecto técnico / Marta Ballester – Estudiante de arquitectura

Colaboradores

STATIC Ingeniería – Ingeniería de estructuras

Promotor

Habitatge Entorn

Constructora

Hero

Estado del proyecto

Construido

Fecha inicio

2007

Fecha final

2011

Superfície total

9.480 m2
© Jordi Surroca

El planeamiento urbanístico del sector en el que se implantaba el proyecto de 68 viviendas de Protección Oficial en el municipio de Abrera, determinaba la división de la parcela en dos solares, uno para la construcción de un centro comercial y otro específicamente para la construcción de las viviendas y un aparcamiento semi subterráneo. Asimismo, determinaba la organización de las viviendas en dos bloques situados en paralelo y lindantes con las calles Jaume I y Joan Miró.

© Jordi Surroca

Nuestra organización de cada uno de los bloques se hizo buscando la optimización del espacio entre ellos, entendiéndolo como un patio interior y enfatizando sus ventajas como lugar de intercambio y comunicación entre los usuarios de las viviendas. Por esa razón organizamos las plantas de forma que las zonas de estar y las cocinas dieran principalmente hacia ese patio interior o en todo caso hacia los testeros, dejando que las habitaciones fueran las que daban hacia las calles. Buscábamos, como ya se ha dicho, que el patio central se convirtiera con el paso del tiempo en espacio de relación y convivencia más allá del que las calles de alrededor pudieran ofrecer. Para favorecer esta situación las fachadas hacia el patio se organizaron mediante terrazas corridas que aumentaban su uso, protegían del sol y tamizaban la relación entre exterior e interior de la vivienda.

© Jordi Surroca

Los dos bloques comparten sótano, por lo que es posible disponer de un único acceso del aparcamiento subterráneo de las viviendas desde la Travesera de Can Morral, en el punto de menor cota por lo que el acceso rodado se produce sin necesidad de rampa. Al ser semi enterrado, el aparcamiento se convierte en un zócalo en la fachada principal uniendo los testeros de ambos bloques

© Jordi Surroca