menúcerrar
Recuperación medioambiental del Río Llobregat en los municipios de Sant Joan Despí, Sant Boi, Cornellà, L'Hospitalet y el Prat de Llobregat y Sant Vicenç dels Horts

Mejorando las condiciones paisajísticas del río como infraestructura verde y espacio de ocio de la metrópolis.

Recuperació mediambiental del Riu Llobregat a la comarca del Baix Llobregat
Recuperació mediambiental del Riu Llobregat a la comarca del Baix Llobregat

Recuperación medioambiental del Río Llobregat en la comarca del Baix Llobregat

En el tramo del río Llobregat entre Sant Boi y El Prat de Llobregat, planteamos una propuesta paisajística que recupera el río para usos sociales y actividades de ocio. Un nuevo parque periurbano que mejora la conectividad entre los márgenes y la accesibilidad desde las poblaciones al río. Un proyecto con actuaciones muy puntuales para recuperar el río como un espacio natural conectado a la ciudad y a su entorno.

Autores

Batlleiroig Arquitectura. Enric Batlle Durany, Joan Roig i Duran – Arquitecto

Equipo

Xavier Ramoneda, Mario Súñer Díaz, Enrique Valiente, Alejandra Liébana Leirós – Arquitecto / Elena Mostazo, Dolors Feu – Ingeniera técnica agrícola y paisajista

Colaboradores

Typsa – Tecnoma – Ingeniería

Promotor

AMB – Àrea Metropolitana de Barcelona, Ajuntament Sant Boi de Llobregat, Ajuntament de Sant Vicenç dels Horts, Ajuntament de Sant Joan Despí, Ajuntament de Cornellá, Ajuntament del Prat de Llobregat

Constructora

Dragados, Acsa Sorigué, Tau – Icesa

Estado del proyecto

Construido

Fecha inicio

2007

Fecha final

2015

Superfície total

1.540.000 m2
© Jordi Surroca
A través de diferentes actuaciones se busca crear un Parque Llobregat con un río renaturalizado, una red de caminos que permita una óptima conectividad y la accesibilidad desde todos los núcleos urbanos que atraviesa el río. / © Jordi Surroca
© Jordi Surroca

Una actuación parcial sobre la totalidad del ámbito

Históricamente el Llobregat ha sido el corredor habitual de las infraestructuras del área metropolitana de Barcelona (carreteras, autopistas, ferrocarriles, trenes de alta velocidad y todo tipo de redes de servicios e instalaciones). Este proceso ha deteriorado el espacio natural, la calidad del agua, etc., y la sucesión de infraestructuras se ha convertido en una enorme barrera que dificulta e incluso impide el acceso al río desde muchos municipios.

A fin de recuperar el Llobregat y aprovechar su potencial como espacio público, diversas actuaciones están encaminadas a configurar un nuevo parque que conecte las playas de El Prat con el Puente del Diablo de Martorell, permitiendo el paso hacia otros espacios naturales como Collserola y el Garraf.

A la vista de los recursos disponibles, en vez de una actuación total en un ámbito pequeño, se decidió actuar parcialmente sobre la totalidad del ámbito. Así, un primer paso habilita una infraestructura básica de caminos pedestres y ciclables que permite activar este espacio natural como espacio público y pone en valor sus preexistencias —arroyos, caminos agrarios, visuales, puntos de interés ornitológico…—. Esta nueva infraestructura básica busca posibilitar un cambio de mentalidad en la relación de los ciudadanos con el Llobregat

© Jordi Surroca
© Jordi Surroca
Respetando al máximo el medio natural, la propuesta convierte un obstáculo territorial en un espacio verde y accesible para uso de los ciudadanos que además conecta el Llobregat con los núcleos urbanos de su entorno. / © Jordi Surroca

Un tratamiento paisajístico unitario

El objetivo de la propuesta es la identificación de los principales condicionantes para la recuperación medioambiental del Río Llobregat y al mismo tiempo definir las actuaciones necesarias para mejorar la conectividad a lo largo de su cauce, así como su accesibilidad desde los diferentes municipios que lo rodean con el objetivo de potenciar el uso social dando cabida a actividades de ocio.

Se trata de dar al río una idea de conjunto, que le confiera un criterio de tratamiento paisajístico unitario que sirva a la vez para facilitar su futuro mantenimiento y entenderlo como un único ente. El desarrollo de la propuesta radica en entender el río desde dos puntos de vista totalmente complementarios:

El río como ente vivo i cambiante, lleno de vida y Espacio Natural con su propia dinámica y funcionamiento.

El río como Espacio Verde i de Ocio periurbano, que sea un lugar de disfrute para los ciudadanos, respetando el medio donde se encuentra.

© Jordi Surroca

Operaciones concentradas y puntuales

La propuesta paisajística tiene en cuenta el río desde su visión como Espacio Verde conectado a la ciudad y su entorno. La propuesta, realizada en varias fases, tiene como objetivo resolver la relación de las ciudades con el río, transformando lo que ahora es un límite en un acceso de cierta urbanidad, permitir la conexión entre los dos márgenes del rio, coser las redes de caminos que hay ya preexistentes y hacer una propuesta de vegetación coherente con los recursos hídricos disponibles. Lejos de realizar intervenciones extensivas en todo el ámbito del río, se trata de operaciones concentradas y puntuales que generen grandes cambios en la accesibilidad y el recorrido a lo largo del río.

En cuanto a las actuaciones en la ribera del río, se concentran en tratar ciertos puntos a partir de los cuales se haga reaccionar al río tanto a nivel hidráulico como vegetal. Es una propuesta a medio-largo plazo cuyos objetivos no serán muy visibles en el inicio. Se pone en marcha un proceso de naturalización del río que poco a poco vaya avanzando sin que sea latente la mano del hombre.

La introducción de pequeños elementos de alteración del curso del río (deflectores) consigue reconfigurar su aspecto meandriforme en régimen de aguas bajas. Se eliminan en ciertos puntos todas las especies halógenas para introducir especies seleccionadas creando así unidades de expansión de flora autóctona que poco a poco deben ir colonizando los márgenes del río.

© Jordi Surroca
© Jordi Surroca