menúcerrar
Edificio de oficinas en la calle Tánger 73

El primer edificio con fachada de madera carbonizada del 22@.

Oficines Entegra a Barcelona
Oficines Entegra a Barcelona

Oficinas Entegra en Barcelona

Un edificio de oficinas de consumo casi cero en el 22@ que fomenta la movilidad sostenible de sus usuarios y la relación con elementos naturales en el entorno de trabajo. Gracias a su fachada de madera carbonizada que reduce la huella de carbono del edificio y una serie de medidas pasivas que disminuyen su demanda energética, el proyecto obtiene la certificación LEED Gold.

Autores

Batlleiroig Arquitectura. Enric Batlle Durany, Joan Roig i Duran, Albert Gil Margalef – Arquitecto

Equipo

Anna Lloret Papaseit, José Sanz Gorordo, Anna Porta Almagro, Marta Sanz Cuso – Arquitecto

Colaboradores

BIS Structures – Ingeniería de estructuras, ENAR Envolventes Arquitectónicas – Fachada, G3 – Arquitectos técnicos

Promotor

Patrizia AG, Urban Input

Ubicación

Constructora

OCP – Obra Civil Profesional

Estado del proyecto

Construido

Fecha inicio

2020

Fecha final

2022

Superfície total

4.736 m2

Superfície exterior

310 m2

Un entorno en desarrollo

El edificio Entegra se sitúa en un chaflán del distrito tecnológico del 22@, reconociendo la esquina característica de la trama de Cerdà. Su parcela forma parte de un planeamiento realizado por batlleiroig en 2008: la ordenación de las manzanas Can Tiana y Fàbrica Pons, en las que el estudio ya ha proyectado varios edificios como la sede de la CMT, el Hotel SB Glow o las oficinas Luxa.

El programa se resuelve con una planta baja pública y diáfana en contacto con los espacios libres de la manzana y ocho plantas de oficinas en las que la disposición del núcleo estructural en la medianera permite unos espacios de trabajo abiertos, flexibles y adaptables a cualquier empresa.

© Nbucle

Un acceso dinámico que potencia el sistema de pasajes

Se le da mucha importancia al encaje urbano de la planta baja del edificio en su entorno para lograr que cuente con un acceso acogedor, dinámico, de escala humana y lo más permeable posible con los pasajes interiores de la manzana.

Gracias a la creación del gran porche de acceso, situado en el chaflán de la manzana, se consigue ampliar el sistema de pasajes, potenciando así la relación entre el interior y exterior del edificio. Además, los pilares del porche se diseñan con una forma trapezoidal para darle un aspecto distintivo al acceso.

© Nbucle
© Nbucle

Una solución de fachada innovadora

En una fuerte apuesta por la innovación, el edificio cuenta con una fachada de madera carbonizada siguiendo el método Shou Sugi Ban, una técnica tradicional japonesa de más de trescientos años adaptada a los más estrictos requerimientos actuales. Consiste en la quema de la capa externa de la madera, de forma que se asegura la protección frente a la humedad, la radiación solar y el ataque de insectos.

Gracias a esta elección, se reduce considerablemente la huella de carbono del edificio y se resuelve la fachada del edificio con un sistema natural de alta durabilidad y que cuenta con un muy bajo mantenimiento.

La fachada juega con los vuelos de los forjados, proporcionando una protección frente a la radiación solar y reduciendo su demanda energética. Con el mismo objetivo, se estudió el porcentaje óptimo entre vidrio y macizo en cada fachada, alcanzando un equilibro óptimo entre el aprovechamiento de la iluminación natural y el control de la radiación solar, es decir, entre el confort de los usuarios y la eficiencia energética del edificio. Además, se han hecho diferentes agrupaciones de las densidades por plantas de tal modo que se da un movimiento a la fachada entre los vuelos horizontales que marcan los cantos de forjado.

 

Espacios en contacto con la vegetación y elementos naturales

Cada espacio del proyecto está pensado para aportar bienestar a sus usuarios. Todas las plantas disponen de espacios en contacto con terrazas y vegetación, de forma que se promueve la biofilia y se intensifica la relación de las oficinas con los espacios exteriores.

En el interior, se cuidan al detalle los acabados y se mantienen las instalaciones y los forjados vistos, incorporando una solución novedosa de encofrado con textura irregular para la mejora del acondicionamiento acústico.

© Nbucle
El edificio de oficinas Entegra es un proyecto que, por su sobriedad, eficiencia y apuestas innovadoras, consigue destacar en el distrito tecnológico del 22@. José Sanz GorordoArquitecto / Edificación / Senior Project Director

Priorizando la movilidad sostenible

La normativa requería una dotación de aparcamiento para coches, pero la rampa de acceso obstaculizaría el sistema de espacios públicos que se proponía. Por ello, se opta por prescindir del aparcamiento para coches y así preservar el protagonismo del porche y la conexión con el pasaje.

A cambio, se ofrece una dotación de aparcamiento de bicicletas mayor a la normativa, además de incorporar unos vestuarios para promover el deporte entre los usuarios del edificio. La vocación del edificio está orientada al bienestar de los usuarios desde que emprenden el trayecto a su trabajo.

En definitiva, se adopta una solución que prioriza las conexiones peatonales y de movilidad sostenible. Una apuesta por el nuevo paradigma de la movilidad que ha dejado atrás a los coches como protagonistas de nuestras ciudades.

Estas medidas consiguen que el edificio sea el primero en Europa en obtener la certificación Cycling Friendly, que establece un estándar de calidad para empresas que apuestan por facilitar y motivar el uso cotidiano de la bicicleta entre sus trabajadores y trabajadoras.

© Nbucle

La sostenibilidad, prioridad en todas las fases de proyecto

Uno de los requerimientos principales desde el inicio del proyecto fue el de alcanzar la máxima eficiencia energética posible. Para ello, se opta por un diseño lógico que permite integrar todas las premisas de sostenibilidad y se trabaja al máximo la coordinación entre todas las disciplinas para conseguirlo.

Las oficinas Entegra se trabajaron desde las primeras fases de proyecto para establecer estrategias pasivas que reduzcan la demanda energética del edificio.

Todos los elementos de la cubierta se diseñan en color blanco para evitar que sus materiales absorban y almacenen energía térmica. También se favorece la ventilación natural gracias a un sistema inteligente que, mediante sensores, abre ventanas en la fachada para aprovechar la circulación cruzada a la vez que para el acondicionamiento mecánico.

Gracias a todas estas estrategias pasivas y a la máxima optimización de las instalaciones, se llega a unos 23,9 kW/h/m3 al año, un dato que permite considerarlo como edificio de energía casi cero (nZeb) y que supone la máxima calificación energética a la que opta situándose en el distrito del 22@.

 

Proyectos

Las obras de las oficinas Entegra avanzan rápidamente en el 22@!

Leer más
Las obras de las oficinas Entegra avanzan rápidamente en el 22@!