menúcerrar
Escuela Tarragona en Tarragona

Centro de Educación Infantil y Primaria en la calle Guillem Oliver, 3.

Escola Tarragona a Tarragona
Escola Tarragona a Tarragona

Escuela Tarragona en Tarragona

El proyecto del CEIP en Tarragona parte de la división del programa funcional del edificio en dos volúmenes diferenciados: uno de planta baja más dos en el que se ubican las aulas, las áreas de administración, los despachos del profesorado, la biblioteca, el comedor y la cocina, y otro de una sola planta en el que se sitúa el gimnasio y los vestidores.

Autores

Batlleiroig Arquitectura. Enric Batlle Durany, Joan Roig i Duran, Iván Sánchez Fabra – Arquitecto

Equipo

Albert Gil Margalef, Carla Cadavid Izquierdo, Miriam Aranda, Matteo Lencioni, Oriol Vañó, Josep Montoliu – Arquitecto

Colaboradores

STATIC Ingeniería – Ingeniería de estructuras, Consulting Oficina Técnica Lluis J. Duart – Ingeniería de instalaciones

Promotor

GISA – Gestió d’Infraestructures

Ubicación

Constructora

Tau – Icesa

Estado del proyecto

Construido

Fecha inicio

2009

Fecha final

2010

Superfície total

3555 m2
© Jordi Surroca
© Jordi Surroca
© Jordi Surroca

Una organización racional

El volumen principal es de planta rectangular, de 79,90 m x 19,15 m y se sitúa en la parcela buscando orientar a sur las aulas de educación infantil y a su vez alinearse con la calle principal de acceso. La entrada se sitúa en el punto medio del solar para minimizar el impacto económico de los movimientos de tierras. El acceso desde el vestíbulo central permite una ágil distribución de las diferentes dependencias. El gimnasio se sitúa, como una  edificación anexa, en la zona norte del solar, unida al edificio principal por un porche.

El edificio, así planteado minimiza la repercusión económica de las fachadas y mediante su organización racional permite estandarizar y prefabricar todos y cada uno de sus elementos, tanto estructurales como constructivos. La estructura portante se proyecta en hormigón prefabricado igual que los cerramientos. La fenestración se diseña de forma que se adecue a las diferentes orientaciones y al mismo tiempo facilite la mejor y más adecuada ventilación del aula.

La calidad de los cerramientos en hormigón prefabricado no hizo necesario un tratamiento final en obra. Aun así, se optó por añadir color en algunas partes del edificio coincidiendo con la elección de color del interior. Esta decisión, más la gráfica sobreimpresa en la fachadas, caracterizan de una manera específica un edificio que, por respeto tipológico, se pretendía lo más genérico posible.

© Jordi Surroca
© Jordi Surroca
© Jordi Surroca