menúcerrar
Ciudad deportiva Joan Gamper en Sant Joan Despí

Instalaciones deportivas para el FC Barcelona.

Ciutat esportiva Joan Gamper a Sant Joan Despí
Ciutat esportiva Joan Gamper a Sant Joan Despí

Ciudad deportiva Joan Gamper en Sant Joan Despí

El proyecto de la Ciudad Deportiva Joan Gamper del Fútbol Club Barcelona, en el término municipal de Sant Joan Despí, constituye una actuación de especial importancia para el desarrollo del deporte en Cataluña. El proyecto que ha tenido una lenta gestación a lo largo de los últimos años, permite hacer realidad el viejo objetivo del FCB de alojar en un único ámbito todas sus actividades técnicas y deportivas, tanto profesionales como amateurs. Esto engloba desde las instalaciones relacionadas con el entrenamiento del primer y segundo equipo de fútbol, las vinculadas al fútbol base o escuela de fútbol y asimismo las de baloncesto, balonmano y hockey.

Autores

Batlleiroig Arquitectura. Enric Batlle Durany, Joan Roig i Duran – Arquitecto

Equipo

Jordi Nebot, Francesc Puig, David Pulido, Anna Bernadet – Arquitecto

Colaboradores

STATIC Ingeniería – Ingeniería de estructuras

Promotor

FCB – Fútbol Club Barcelona

Constructora

FCC – Fomento de Construcciones y Contratas

Estado del proyecto

Construido

Fecha inicio

2001

Fecha final

2006

Superfície total

10481 m2
© Eva Serrats

El conjunto deportivo afecta un ámbito de aproximadamente 20 hectáreas, de las cuales 13,5 se destinan a uso deportivo y el resto a infraestructuras viarias y zonas verdes. La Ciudad Deportiva se organiza básicamente en dos plataformas situadas a distinta cota que diferencia los campos de entrenamiento destinados al primer equipo de los de futbol base. Alrededor de los campos de entrenamiento, resiguiendo el perímetro del solar, se sitian las edificaciones que deben dar cabida a los diferentes usos. Siguiendo este criterio de ordenación se han construido: Un pabellón deportivo, primero de los tres, uno para cada especialidad deportiva, que van a construirse; un edificio con una gradería cubierta que incluye en su parte inferior los vestuarios del primer equipo; un edificio de oficinas, servicios médicos, servicios técnicos, canal de TV y bar, un edificio de vestuarios para el futbol base y finalmente una residencia para deportistas, orientado principalmente al fomento de la cantera.

© Eva Serrats

Estas edificaciones, como ya se ha dicho anteriormente, se concatenan resiguiendo el perímetro y conformando el cierre de la ciudad deportiva. Se han concebido unitariamente, bajo una única cubierta que las acoge y las engloba y que a su vez configura el acceso principal al recinto a través de un gran porche. Este porche concentra no sólo la entrada pública principal al conjunto sino las entradas especializadas al aparcamiento privado, las zonas de prensa, etc. Busca, con su dimensión y espectacularidad, concentrar la intensidad del equipamiento, obviamente disperso por su magnitud, en un área significativa, con fuerte carácter y valor emblemático

© Eva Serrats

Los diversos campos de entrenamiento se organizan a lo largo de un eje central y se individualizan mediante setos vegetales y muros verdes, confiriendo al conjunto un carácter vegetal que lo asemeje a un jardín o a un parque deportivo. Las palmeras y los árboles frutales que acompañan a los paseos de acceso ayudan a crear esta imagen. Los edificios, por el contrario, huyen de la imagen dulzona que los clubs privados suelen adoptar y busca en la imagen fabril, el referente estético al que acercarse. La idea de una gran factoría, asentada como tantas otras en el Baix Llobregat, nos parece un referente más que razonable para una instalación que se vincula, no sólo a un deporte tan popular como el futbol, sino también a una comarca que se define desde la imagen de la productividad.

Entender la Ciudad Deportiva Joan Gamper como una factoría no es algo tan alejado de la realidad. Sus instalaciones concebidas como medioambientalmente sostenibles son capaces de producir tanta o más energía de la que puedan consumir. En este sentido y con la voluntad de hacerlo patente, los sistemas de captación de energía se han dispuesto en vertical, sobre una torre que se erige como hito y que busca ser referencia e imagen del Club.

© Eva Serrats