menúcerrar
Edificio Can Bisa en Vilassar de Mar

Edificio de 14 viviendas de protección oficial y un equipamiento cultural.

Edifici Can Bisa a Vilassar de Mar
Edifici Can Bisa a Vilassar de Mar

Edificio Can Bisa en Vilassar de Mar

Can Bisa es una “Torre de Indiano” de finales del siglo XIX actualmente propiedad del Ayuntamiento de Vilassar de Mar. Rodeada de un pequeño jardín, se asienta sobre la Riera de Cabrils y ocupa parte de una manzana en la cual existía también una fábrica, en la actualidad ya derribada. Su valor histórico y patrimonial y la posición estratégica que ocupa en el conjunto urbano hicieron que el consistorio la considerase idónea para ubicar en ella un equipamiento cultural y al mismo tiempo propusiera completar el conjunto con un edificio de viviendas de protección oficial.

Autores

Batlleiroig Arquitectura. Enric Batlle Durany, Joan Roig i Duran – Arquitecto

Equipo

Eva Polío, Oriol Vañó – Arquitecto / Diana Calicó Soler, Elisabeth Torregrosa Avilés – Arquitecto técnico / Dolors Feu – Ingeniera técnica agrícola y paisajista

Colaboradores

STATIC Ingeniería – Ingeniería de estructuras, SJ12 – Ingeniería de instalaciones, Carme Balada – Ceramista

Promotor

Ajuntament de Vilassar de Mar, Vilassar Societat Municipal de Promocions Urbanes

Constructora

EMCOFA

Estado del proyecto

Construido

Fecha inicio

2009

Fecha final

2011

Superfície total

1.845 m2

Premios

I Premis Puig i Cadafalch del Maresme – Can Bisa, IV Mostra d’Arquitectura del Maresme – Can Bisa
© Andres Flajszer

CAN BISA

El desarrollo del programa del equipamiento demostró la imposibilidad de dar cabida a la totalidad de usos en el interior de Can Bisa, por lo que se destinó básicamente a despachos municipales y diferentes sedes de clubs y entidades, ubicando los de mayor superficie en los bajos del edificio de viviendas.

El Plan General determinaba para las viviendas dos volúmenes unidos en forma de L pero de alturas diferentes para respetar los diferentes gálibos de las calles. Asimismo, determinaba que ambos se asentaran sobre una base de mayor dimensión que destinamos a albergar un pequeño auditorio, diversas salas de reuniones y un bar.

© Andres Flajszer

CAN BISA

Fue voluntad del proyecto unificar el volumen mediante una única cubierta en pendiente, construir una fachada continua hacia las calles desde las que se accede a las viviendas y articular la volumetría interior para favorecer la relación con el caserón. El pasaje que se genera entre la Torre de Indiano y el edificio de viviendas se convierte en el acceso principal al conjunto. Su dimensión le otorga el carácter de un patio y juntamente con los jardines alrededor de Can Bisa conforma una cadena de espacios para el tiempo libre y el ocio que complementan la oferta de actividades del equipamiento. Unas macetas creadas expresamente por la ceramista Carme Balada ordenan el conjunto.

Tanto el edificio de viviendas como el caserón se tratan con un acabado superficial de estuco blanco texturizado en franjas de anchura variable y acabados distintos. Los balcones y pórticos son metálicos y las celosías, cerámicas. En una de las fachadas se recupera de manera testimonial un fragmento del testero de la antigua fábrica.

© Andres Flajszer