menúcerrar
Edificio de oficinas de la Generalitat de Catalunya en el barrio de la Marina de Port

Un complejo diseñado para ofrecer espacios de trabajo de máxima calidad y en relación con la naturaleza que fomenta el bienestar de las personas con la máxima eficiencia arquitectónica y energética.

Districte Administratiu a Barcelona
Districte Administratiu a Barcelona

Distrito Administrativo en Barcelona

El nuevo Campus Administrativo de la Generalitat de Catalunya se ubica en el barrio de la Marina del Port, en Barcelona. El complejo, proyectado de forma integral por batlleiroig, se ha diseñado para obtener unos espacios de trabajo de máxima calidad. Se trata del primer edificio en Cataluña que posee las certificaciones LEED PLATINUM y WELL y el edificio de oficinas más grande de toda Europa con certificado WELL.

Autores

Batlleiroig Arquitectura. Enric Batlle Durany, Joan Roig i Duran, Albert Gil Margalef – Arquitecto

Equipo

Anna Lloret Papaseit, José Sanz Gorordo, Maria Comas Giménez, Paula Lladonosa Farré – Arquitecto / Maria Duran – Arquitecto y BIM Manager

Colaboradores

BIS Structures – Ingeniería de estructuras, PGI Engineering – Ingeniería de instalaciones, ARCO Facade Consulting – Fachada

Promotor

AXA Investment Managers, Hines, Infraestructures de la Generalitat de Catalunya

Constructora

Comsa, Alainsa, Elecnor, Thyssen

Estado del proyecto

Construido

Fecha inicio

2016

Fecha final

2018

Superfície total

58.587 m2
El nuevo Campus Administrativo de la Generalitat de Catalunya se ubica en el barrio de la Marina del Port, en Barcelona. / © Antonio Navarro Wijkmark

UN DISEÑO INTEGRAL HACIA LA MÁXIMA OPTIMIZACIÓN

El conjunto se ha construido en dos fases, una primera fase de construcción del edificio promovida por Axa y una segunda fase de implantación promovida y gestionada por Infraestructures de Catalunya a través de un concurso público.

La creación de este distrito administrativo es el proyecto de concentración de dependencias administrativas de carácter multi-departamental y corporativo de más envergadura que ha promovido la Generalitat de Catalunya.

El complejo pretendía introducir nuevas formas de trabajar e interactuar, a través de una nueva concepción de los espacios que permite alcanzar los objetivos de máxima eficiencia arquitectónica y energética. Desde el punto de vista del modelo organizativo y funcional, el nuevo Distrito Administrativo ha supuesto la concentración de unidades de diferentes departamentos, ha permitido racionalizar y optimizar los espacios de trabajo de la Generalitat de Catalunya en Barcelona, que anteriormente estaban dispersados en diferentes ubicaciones en centro de la ciudad y ha permitido racionalizar y optimizar así el modelo de funcionamiento en consonancia con las nuevas formas de trabajar en la Administración.

© Antonio Navarro Wijkmark

UN GRAN ZÓCALO DE SERVICIOS

El complejo de 58.000 m2 se estructura en dos grandes edificios unidos mediante un gran zócalo de servicios, con una gran zona central ajardinada. Este zócalo de servicios y espacios comunes estructurado en dos niveles engloba entre otros: los accesos a los dos edificios, acceso a los núcleos de comunicación de los dos edificios, una zona de atención al público, un salón de actos y una sala de prensa, y un gran número de salas de reuniones y de formación de diferentes tamaños y características pensadas para dar servicio al conjunto del complejo.

En la planta superior de este zócalo se ubica la zona de cafetería y comedor, permitiendo así una relación directa al espacio exterior del Campus.

El interior del edificio se relaciona intensamente con los espacios exteriores. / © Antonio Navarro Wijkmark

UNOS ESPACIOS DE TRABAJO POLIVALENTES Y FLEXIBLES

Cada planta tipo de 3.315 m2, se distribuye en una zona central con dos núcleos de comunicaciones alrededor de un patio central y dan servicio a dos alas de trabajos simétricas entre ellas.

El proyecto de implantación plantea plantas diáfanas y libres generando campos de trabajo visualmente segregados en la modulación de ejes entre pilares. No obstante, la continuidad de los espacios de trabajo se articula alrededor de la fachada, dotándolos de muy buena calidad lumínica.

Los diferentes departamentos ubicados en estas plantas tipo han estado ideadas con unas premisas que permiten flexibilidad de los espacios y variabilidad del número de unidades de cada tipología de uso, permitiendo así el cambio en un futuro de los diferentes departamentos entre, así como en un futuro próximo, la posibilidad del “free sitting”: el no tener un lugar de trabajo fijo.

Todos los elementos utilizados en la implantación (mamparas, pavimentos y mobiliario) son fácilmente reutilizables en caso de cambios de distribución en la organización futura. El proyecto se adapta a una institución cambiante y a la vez permite nuevas maneras de trabajar, y adaptarse al teletrabajo.

Los vestíbulos del edificio se entienden como espacios acogedores de bienvenida. / © Antonio Navarro Wijkmark
El complejo introduce nuevas formas de trabajar e interactuar, a través de una nueva concepción de los espacios que permite alcanzar los objetivos de máxima eficiencia arquitectónica y energética. Anna Lloret PapaseitArquitecta / Vicedirectora del departamento de Edificación / Associate
La relación con la vegetación es constante en todo el edificio. / © Antonio Navarro Wijkmark

ESPACIOS “FARO”, UN GRAN CAMBIO DE CULTURA

Un cambio significativo de programa para la Generalitat, fue la decisión de eliminar en gran parte los despachos cerrados, por lo que se planteó destinar unos espacios posicionados estratégicamente para los subdirectores en la planta diáfana. La disposición de la planta crea zonas de trabajo para los sitios “faro” (sub-director/a), que se dotan con mobiliario singular de mayores dimensiones y se ubican en un lugar preferente, en primera línea de fachada.

Estas tipologías de puestos de trabajo quedan enriquecidas por el complemento de mobiliario de apoyo del mueble separador posterior que lo recoge y la composición más amplia de su espacio de trabajo, que las dota de privacidad respecto la proximidad a los lugares de trabajo del respectivo equipo, al que quedan ligadas para facilitar el control visual. La configuración de los despachos se ha previsto de forma polivalente para que el proyecto acepte las posibles compartimentaciones de éste en función de la capacidad de miembros directivos por plantas o la necesidad de salas de reuniones.

Los espacios de trabajo se agrupan en grupos de 4 o 6 personas. Se disponen perpendiculares a la fachada longitudinal, con una organización modulada a través de pasos entre estas que organizan las zonas de trabajo. Los módulos de almacenaje centrales incorporan jardineras con vegetación, permitiendo crear privacidad entre grupos y a la vez generen bienestar.

FOMENTAR EL BIENESTAR Y LA SALUD A TRAVÉS DEL WELL

En el proyecto se consigue disponer de un sistema de iluminación muy cuidado en cualquier espacio, alineándolo a los ritmos circadianos para disminuir todo lo posible la sensación de fatiga de los trabajadores.

Se promueve el movimiento dentro del edificio ya que el mismo recorrido se puede efectuar por diferentes circuitos con una correcta señalización y proyecto de wayfinding al detalle para mejorar la orientación de los usuarios.

La nueva imagen apuesta por la continuidad cromática y de materiales del proyecto arquitectónico, empleando madera de fresno que aporta calidez, combinada con tonos blancos que aportan claridad y luminosidad. Los colores corporativos de la Generalitat también se encuentran en los espacios pertinentes, acompañados con acabados sobrios, neutros y de colores acordes.

Además de cumplir al 100% el programa requerido, se buscó crear espacios diferenciales como las zonas ovales icónicas en los espacios comunes. También se diseñó de mobiliario hecho a medida para generar espacios colaborativos y de reuniones más informales, espacios vagón y espacios de encuentro. Todo esto, en una distribución muy abierta y modulada.

En todo el proyecto se promueve la biofilia incorporando vegetación a la parte superior de los módulos de almacenaje. Desde cualquier punto de la planta tienes conexión con el exterior o con algún elemento natural.

Además, se garantiza un excelente confort acústico mediante un pavimento textil “anti fatiga” que absorbe el sonido de impacto y reduce la reverberación.

 

Proyectos

El Campus Administratiu de la Generalitat de Catalunya obté el certificat LEED Platinum.

Leer más
El Campus Administratiu de la Generalitat de Catalunya obté el certificat LEED Platinum.
Publicación

La revista Tectónica publica un reportaje sobre el Campus Administrativo de la Generalitat de Catalunya.

Leer más
La revista Tectónica publica un reportaje sobre el Campus Administrativo de la Generalitat de Catalunya.