menúcerrar
Campus Diagonal Besòs UPC en Port Fòrum

Dos edificios de investigación para la Universidad Politécnica de Catalunya entre Barcelona y Sant Adrià de Besòs.

Campus Diagonal Besòs UPC al Port Fòrum
Campus Diagonal Besòs UPC al Port Fòrum

Campus Diagonal Besòs UPC en Port Fòrum

El Campus Universitario Diagonal-Besòs de la Universidad Politécnica de Barcelona se encuentra situado junto al área del Fórum, entre la calle Taulat y la Ronda Litoral, y está destinado a albergar en el futuro la totalidad de las instalaciones de la licenciatura en Ingeniería Industrial e Innovación, comprendiendo zonas de dirección y profesorado, aularios, aéreas de investigación y laboratorios.

Autores

Batlleiroig Arquitectura. Enric Batlle Durany, Joan Roig i Duran – Arquitecto

Equipo

Helena Salvadó Giné, Meritxell Moyà Vilalta, Rachel Belaustegi, Goretti Guillén, Oriol Vañó – Arquitecto

Colaboradores

STATIC Ingeniería – Ingeniería de estructuras, Citrotech – Ingeniería de estructuras, AT3 Oller-Peña – Arquitectos técnicos

Promotor

UPC – Universitat Politècnica de Catalunya, Infraestructures de la Generalitat de Catalunya

Constructora

Ferrovial Agroman, Acsa Sorigué, Dragados, Copisa

Estado del proyecto

Construido

Fecha inicio

2008

Fecha final

2016

Superfície total

11.850 m2
© Antonio Navarro Wijkmark
© Antonio Navarro Wijkmark

El Campus Universitario DIAGONAL-BESÓS de la Universidad Politécnica de Barcelona se encuentra situado junto al área del Fórum, entre la calle Taulat y la Ronda Litoral y está destinado a albergar en el futuro la totalidad de las instalaciones de la licenciatura en Ingeniería Industrial e Innovación, comprendiendo la totalidad de las zonas de dirección y profesorado, los aularios, las aéreas de investigación y los laboratorios.

© Antonio Navarro Wijkmark

El Campus se desarrolla a partir de un esquema urbanístico que toma como modelo a la ciudad como forma de asentamiento y, por tanto, a la calle como eje vertebrador del conjunto. La elección de un modelo urbano, frente a otros modelos más arquitectónicos, como algunos campus holandeses y alemanes, o paisajísticos, como algunos campus norteamericanos, tiene sentido en un clima y en una cultura como la nuestra, que propicia el paseo y el encuentro en ámbitos al aire libre como la calle, la plaza etc. Este esquema urbanístico entiende el Campus como un conjunto de edificios de escala media que fragmentan el programa en unidades económicamente asumibles para su construcción. El Plan prefigura asimismo la volumetría final de éstos, determinando para cada uno de ellos dos alturas. Los que dan a la calle Taulat serian de PB+7 y PB+3 mientras que los que dan a la Ronda serian de PB+5 y PB+3, dando siempre el volumen de altura inferior hacia el eje central del Campus. Nuestro proyecto desarrolla dos de estos edificios: el C, apoyado en la calle Taulat y el I, que da hacia la Ronda Litoral, ambos destinados a albergar áreas de investigación y formados fundamentalmente por aulas, laboratorios y despachos.

© Antonio Navarro Wijkmark

Aunque la volumetría de ambos era específicamente distinta, decidimos homogenizar la propuesta organizando ambos edificios a partir de una idéntica secuencia de crujías: una central para accesos y servicios y dos laterales de diferente anchura; la menor para despachos y la mayor para laboratorios. En el edificio C la secuencia se sitúa perpendicularmente a la calle, mientras que en el edificio I se sitúa en paralelo, lo que permite incorporar al edificio una crujía más, separándola de las otras mediante un patio que la ilumina y ventila. Los edificios se sitúan a ambos lados de la calle peatonal que vertebra el conjunto y se accede a ellos directamente desde ella. El acceso a cada edificio se realiza desde un porche que protege la entrada. En el interior y gracias al escalonamiento de los edificios, se definen unas terrazas que, abocadas sobre la calle central se convierten en zonas de encuentro para los usuarios aprovechando la bondad del clima, el interés de las vistas y la centralidad de su ubicación.

© Antonio Navarro Wijkmark

Una vez establecido el orden funcional de los edificios se buscó un sistema de cerramiento homogéneo que fuera capaz de resolver no sólo el aislamiento sino también la estructura. Para ello diseñamos una fachada estructural que se resuelve mediante pilares de hormigón prefabricado que, por su forma y disposición, actúan asimismo como protección solar. El cerramiento, de vidrio y aluminio, se sitúa retrasado de manera que genera una zona intersticial en sombra y ventilada. La seriación de las costillas estructurales permite una división interior de gran versatilidad y fácilmente adaptable a las posibles modificaciones de programa que con el tiempo se puedan producir. Este sistema de cerramiento estructural se utiliza en las fachadas más largas de los volúmenes, que son obviamente las portantes. En los testeros, sin embargo, se opta por un cerramiento en placas de hormigón prefabricado, abriéndose únicamente en planta baja para generar las entradas al edificio, tanto las principales, dando al paseo central, como las secundarias y de servicio, dando a las calles Taulat y Ronda. Los patios interiores se tratan asimismo como fachadas estructurales y permiten al edificio descender una planta más hacia el subsuelo, para ubicar allí alguno de los usos más complejos.

 

© Antonio Navarro Wijkmark