menúcerrar
Transformación de la C-245 en un paseo interurbano verde en los municipios de Cornellá, Sant Boi de Llobregat, Viladecans, Gavà y Castelldefels

Nuevo corredor social interurbano que promueve la movilidad sostenible e incorpora grandes superficies ajardinadas con más de 5.000 árboles.

Transformació urbana de la carretera C-245 al Baix Llobregat, Barcelona
Transformació urbana de la carretera C-245 al Baix Llobregat, Barcelona

Transformación urbana de la carretera C-245 en el Baix Llobregat, Barcelona

La voluntad de implantar una plataforma reservada para el autobús y otros vehículos autorizados, con objeto de reestructurar los criterios de movilidad en el transporte colectivo de la zona, permite a su vez plantearse una remodelación encaminada a potenciar el carácter urbano, convirtiendo este tramo de la C-245 en un paseo vertebrador de los distintos municipios que atraviesa.

Autores

Batlleiroig Arquitectura. Enric Batlle Durany, Joan Roig i Duran – Arquitecto

Equipo

Iván Sánchez Fabra, Antoni Monté Llopis, Mario Súñer Díaz – Arquitecto

Colaboradores

Summa – Ingeniería, BiomaGroup – Consultor medioambiental

Estado del proyecto

No construido

Fecha inicio

2008

Fecha final

2012

Superfície total

9.820 m2

BUSBAIX

El Baix Llobregat es una comarca clave para el desarrollo urbano, social y político del Área Metropolitana de Barcelona, de la que forma parte. La coincidencia en esta comarca de los principales sistemas de conectividad de Cataluña (autopistas, aeropuerto, puerto, AVE etc.) con el progresivo crecimiento demográfico de sus poblaciones, ha configurado su fuerte carácter periurbano, no ya sólo de su estructura morfológica, sino también de su aspecto general.

Ejemplo de esta situación podría ser sin duda la carretera comarcal C-245 y en concreto el tramo que une la estación de ferrocarril de Castelldefels con el centro de Cornellá de Llobregat. Este segmento de carretera, con una longitud aproximada de 11 Km, comunica las localidades de Castelldefels, Gavá, Viladecans, Sant Boi de Llobregat y Cornellá de Llobregat, donde conecta con el ferrocarril, el metro y el tranvía del Baix Llobregat, atravesando núcleos urbanos, polígonos industriales, áreas pendientes de desarrollo urbanístico e incluso convirtiéndose en autovía para cruzar, mediante un puente, el río Llobregat.

© SBDA Images

Esta remodelación, además del propio diseño de la plataforma reservada para el autobús y vehículos autorizados debería de conllevar una amplia reducción del tráfico privado y de los aparcamientos en superficie, una implantación o, en todo caso, una mejora de los espacios reservados para los peatones y las bicicletas y una sustancial mejora de la calidad urbana y medioambiental de los espacios resultantes.

El fomento de los sistemas lentos de movilidad (peatones y bicicletas) a lo largo de este eje viario se puede complementar con una reserva de espacios de paseo– unos veinte metros en la sección tipo de cincuenta metros –que mejorará la conectividad urbana entre los cinco municipios. Para completar esta conectividad se requerirá de algún proyecto especial que vincule correctamente Sant Boi con el centro de Cornellá y los márgenes del río Llobregat.

© SBDA Images
© SBDA Images