menúcerrar
Recuperación y mejora del paseo histórico de la Boca de la Mina y creación del nuevo Parque de los Olores y el Jardín Agrario del "Camp de Reus" en la localidad de Reus

Recuperando un paseo emblemático de Reus, fomentando nuevos usos y haciéndolo accesible para todos.

Passeig de la Boca de la Mina a Reus
Passeig de la Boca de la Mina a Reus

Paseo de la Boca de la Mina en Reus

Una actuación respetuosa con la memoria colectiva de este paseo histórico que recupera su plena funcionalidad, mejora su accesibilidad, resuelve sus problemas de drenaje y salvaguarda el conjunto arbóreo centenario.

Autores

Batlleiroig Arquitectura. Enric Batlle Durany, Joan Roig i Duran, Iván Sánchez Fabra, Mario Súñer Díaz – Arquitecto

Equipo

Roger Mermi Ribalta, Gabriel Romero Fossas, Clara Terradellas Rosell, Marta Sanz Cuso, Esther Díaz Salas – Arquitecto / Bárbara Freire Ares, Lina Florez, Marta Ines Cot – Arquitecto y paisajista / Laura Luque Pan, Gemma Ramon Mestre – Arquitecto técnico / Yago Cavaller Galí – Ingeniero técnico agrícola y ambientólogo

Colaboradores

SBS Simón i Blanco – Ingeniería

Promotor

Ajuntament de Reus

Ubicación

Constructora

Valoriza Medioambiente

Estado del proyecto

En curso

Fecha inicio

2018

Superfície total

41.641 m2

UN ESPACIO EMBLEMÁTICO

El paseo Briansó o de la Boca de la Mina se sitúa en el noroeste de la ciudad de Reus, concretamente en el norte de la línea del ferrocarril y de la estación de tren. El paseo ha sido y es un importante espacio de recreo para los habitantes de la ciudad. Su disposición en relación al núcleo, la morfología, la suave pendiente, el arbolado y el especial entorno natural lo hacen óptimo para los paseos.

Se construyó en el siglo XIX siguiendo el camino ya existente que conducía a los molinos de la villa, al inicio de Monterols y, más arriba, en la Boca de la Mina.

Los antiguos molinos ubicados en este lugar fueron vitales para la dinámica preindustrial de la ciudad puesto que aprovechaban la fuerza del agua que había para producir diferentes materias primas, sobre todo harina. Queda como testigo el llamado molino nuevo o molino de la villa, hoy reconvertido en vivienda particular, que cuenta con una chimenea helicoidal que se construyó entre 1863 y 1864, cuando el antiguo molino fue sustituido por una máquina de vapor.

© Jordi Surroca

PROYECTO DE MEJORA Y RECUPERACIÓN DEL PASEO

La actuación en el paseo de la Boca de la Mina se plantea condicionar y dignificar un espacio de gran valor natural, patrimonial y sentimental de la ciudad y favorecer todos aquellos usos que contribuyan a mantener la identidad. Esto supone consolidar su carácter como espacio de recreo y escenario de prácticas deportivas y de salud respetuosas con el medio, para promocionar sus valores culturales e históricos, y para preservar los usos agrícolas asociados, convirtiéndolo en una pieza central de las actuaciones de preservación del medio natural.

Por ello, más allá de la actuación urbanística de acondicionamiento del paseo, el Ayuntamiento promueve diferentes actuaciones que el proyecto considera e interactúa con ellas: rutas culturales, rutas del agua, Reus Smart City, etc.

Se emplea el ladrillo en diferentes formatos, aparejos y disposiciones según su situación y uso. / © Jordi Surroca

UN NUEVO MODELO DE PASEO

La voluntad de la propuesta no es otra que la de mantener el carácter actual del paseo como zona de recreo, con pavimento blando de sauló y donde los plátanos son los principales protagonistas del espacio. Aun así, la propuesta busca resolver las evidentes carencias del drenaje existente para conseguir que su durabilidad sea y óptima y, en consecuencia, su mantenimiento sea mínimo.

Por otro lado, se quiere potenciar la inclusividad del Paseo. Por este motivo, la nueva sección del Paseo incorpora siempre una franja pavimentada, la anchura de la cual es variable a lo largo del paseo. En cualquier caso, su anchura es siempre superior al 1,2 m.

La materialidad de esta nueva franja construida quiere conseguir una perfecta integración en el entorno con materiales muy presentes en el imaginario colectivo y la cultura de Reus. En este sentido, se propone una pavimentación basada en el uso del ladrillo manual, en diferentes medidas y formatos para ir configurando los diferentes espacios de la propuesta. Se opta por este material cerámico, atendiendo a que es un elemento ya presente al ámbito en los muros y cercados de los cortijos, a la chimenea del Molino y a la vez es un material con clara relación con el pasado y la manera de hacer del modernismo.

© Jordi Surroca
Los puntos singulares del paseo se señalizan debidamente para poder exponer información de interés. Se configura un nuevo sistema de muros de señalización mediante celosías de adobe cerámica que integran estos paneles informativos. / © Jordi Surroca
El camino cerámico va jugando con las diferentes tipologías de ladrillo y aparejos para dar variedad y reconocer distintos puntos del proyecto. Roger Mermi RibaltaArquitecto / Paisaje / Project Director

UN PASEO, UNA SECUENCIA DE PUNTOS SINGULARES

El recorrido del paseo presenta una secuencia de puntos de gran interés natural, histórico y educativo. La Font del Lleó, la Boca de la Mina, los barrancos, o las masías modernistas son un claro ejemplo. La propuesta significa y pone en valor todos estos puntos, integrándolos mediante diferentes soluciones constructivas y generando un relato unitario y coherente en relación a la nueva propuesta. El nuevo mirador sobre las balsas o la nueva Font del Lleó son un buen ejemplo.

Fruto del reconocimiento de estos puntos singulares se ha creado en el punto central del Paseo, antes un descampado con el único uso de aparcamiento puntual: una nueva plaza que dota de nuevos usos y dignifica y mejora el acceso a la escuela Mowgli. Alrededor de esta nueva plaza se suma un nuevo punto de atracción, el Parc de les Olors: un nuevo lugar de descanso y ocio que pone en relación el paseo con el barranco del molino. El sistema de recorridos permite disfrutar de una experiencia sensorial en el entorno de un conjunto de plantaciones de especies aromáticas agrupadas por su gama cromática.

En un futuro, la plaza servirá de acceso también a otro nuevo espacio (actualmente en ejecución): el Jardí Agrari del Camp, un nuevo espacio público estructurado como una parcela agrícola con voluntad productiva, educativa y de ocio.

© Jordi Surroca