menúcerrar
Agroparc Penedès en Gelida y Sant Llorenç d’Hortons

Un clúster agroalimentario sostenible y circular que revaloriza el paisaje y el patrimonio del Alt Penedès.

Agroparc Penedès
Agroparc Penedès

Agroparc Penedès

El Agroparc Penedès, ubicado en la zona norte del Alt Penedès, entre los términos municipales de Gelida y Sant Llorenç d’Hortons, contempla un total de 258 hectáreas donde la sostenibilidad, la circularidad y la tecnología serán los tres ejes vertebradores. Un espacio que integra agricultura, ganadería, agroindustria y generación de energía renovable que se convertirá en el primer distrito agroindustrial de energía positiva y CO₂ negativo.

Autores

Batlleiroig Arquitectura. Enric Batlle Durany, Joan Roig i Duran, Iván Sánchez Fabra – Arquitecto/ Joan Batlle Blay – Arquitecto y paisajista

Equipo

Laura Florentín Aragón, Carles Esquerra Julià – Arquitecto

Colaboradores

Arku3 – Arquitectura, Igremap – Consultor medioambiental, Garrigues – Abogados, IDP – Ingeniería

Promotor

Ametller Origen

Estado del proyecto

En curso

Superfície total

2.580.000 m2

Un proyecto multidisciplinar

En enero de 2021 el grupo Ametller encargó a Batlleiroig el liderazgo de la implantación de este proyecto con un equipo multidisciplinar, formado por: Arku3, Igremap, Garrigues e IDP. El objetivo era gestionar un programa muy complejo ideado por Ametller con grandes socios como Carburos Metálicos, Suez, Agbar, Wageningen University o el IRTA, entre otros, e implantarlo en un territorio muy delicado por la sensibilización paisajística, agrícola y social. El equilibrio paisajístico y técnico eran clave para poder desencallar un proyecto que se estaba gestando desde hacía cuatro años, pero que no había conseguido convencer a los distintos agentes territoriales.

Un proyecto muy ambicioso con vocación de postular a los fondos europeos Next Generation EU (NGEU) y que, por tanto, añadía una nueva variable al calendario: la finalización de su construcción en el año 2026. El primer trimestre de 2021 se convirtió en un taller continuo de todo el equipo para conseguir una implantación que las entidades territoriales viesen como positiva y que técnicamente fuese perfecta.

La masía de Can Mata d'Abelló está catalogada y se prevé restaurarla y ampliarla para su uso hotelero, poniendo en valor este territorio y mostrándoselo a los ciudadanos. En sus campos de influencia –hoy en día mayoritariamente de viña– se irá implantando una mezcla de cultivos de viña y frutales de secano con cobertura verde que transformarán el paisaje.

Puesta en valor del paisaje primigenio

El nuevo complejo se sitúa en los municipios de Gelida y Sant Llorenç d’Hortons, a las puertas del Área Metropolitana de Barcelona. La proximidad con Barcelona es la clave para entender el valor estratégico del proyecto.

El territorio en el que se implanta es un paisaje básicamente agrícola –mayoritariamente viñas–, donde las masías y sus campos son los protagonistas. La topografía marcada por los pequeños afluentes del rio Anoia han definido una geografía pronunciada que enriquece el territorio y crea un mosaico agroforestal de alto valor ecológico y paisajístico. El Agroparc quiere apoyarse en la geografía primigenia, reconocerla y ponerla en valor para dar respuesta a un entorno natural complejo, manteniendo las masías y sus campos de influencia como unidad de paisaje.

La topografía marcada por los pequeños afluentes del río Anoia han definido una geografía accidentada que enriquece el territorio y crea un mosaico agroforestal de alto valor ecológico y paisajístico.

Un proyecto territorial diseñado desde el detalle

El Masterplan define la ordenación del nuevo Agroparc a través del trabajo entre las diferentes escalas de diseño. Para su definición se ha diseñado el funcionamiento de los edificios industriales controlando su correcta implantación logística, se han integrado paisajísticamente cada uno de los diferentes usos en relación con los núcleos habitados, se ha definido el trazado de los caminos hacia los accesos y las visuales y, finalmente, se han establecido estrategias de protección de los diferentes corredores ecológicos. Esta voluntad del proyecto de respeto por el territorio y su carácter de circularidad entre los entornos urbanos y agrícolas requiere un encaje urbanístico sin precedentes.

Por la singularidad del proyecto y su integración en el territorio, en diciembre de 2021 el proyecto fue declarado de interés territorial por la Comisión de Territorio de Cataluña, siendo el primer proyecto promovido por una iniciativa privada que consigue este hito.

Ahora hay que desmembrar este proyecto global en diferentes partes, donde todo está ligado, para la tramitación urbanística, garantizando la unidad de este proyecto singular en Cataluña y Europa. La tramitación en diferentes fases se realizará a través de una Modificación del Plan de Ordenación Urbanística Municipal (MPOUM), un plan parcial de la zona urbana y dos planes especiales para definir los usos al suelo no urbanizable.

El Agroparc Penedès apuesta por un cambio en el modelo agroalimentario para ser un referente en el sector. / © SBDA
El Agroparc significará un cambio de paradigma en el sector alimentario, priorizando la eficiencia energética, la minimización de huella hídrica, el uso de múltiples fuentes de energías renovables y una movilidad 100% libre de emisiones. Joan Batlle BlayPaisajista, Arquitecto / Director I+D y Subdirector de Paisaje / Partner

El análisis y la comprensión del territorio estructura el nuevo Agroparc

La parte programática del complejo con mayor huella en el territorio corresponde a sus usos industriales que, exigiendo unos requerimientos básicos de funcionalidad, accesibilidad y eficiencia, condicionan en gran medida su implantación.

Estaba previsto situarlos en un sector industrial no desarrollado denominado Can Joncoses en referencia a la antigua masía, que ya tiene un plan parcial aprobado desde el 2010 que permite su construcción. Este planeamiento sitúa las edificaciones sobre el corredor ecológico del torrente de Can Joncoses. Por este motivo, se propone la modificación de la ordenación aprobada para implantar todo el uso industrial en el margen izquierdo del torrente de Can Joncoses, en el antiguo prado de la Artiga, donde la topografía es más favorable.

Esta decisión también reduce el impacto visual desde Gelida por la condición de espacio hundido. Una estrategia complementada con la fragmentación de los usos industriales en varios volúmenes, permitiendo trabajar con diferentes niveles de implantación que respeten la topografía. Además, se propone que la edificación quede siempre por debajo de la cota de cumbrera del cerro donde se ubica (Pic Vinyes) y que la cubierta dé continuidad al prado natural existente en forma de cubierta verde.

La implantación de cada elemento se ha estudiado con mucho detalle para localizar los campos con la topografía más amable, situándose de forma invisible desde el gran mirador que es el pueblo de Gelida. / © SBDA

Una intervención que aprovecha las características del territorio

En esta zona también se ubica la sede del Grupo Ametller, que se escalona generando terrazas que acompañan la topografía, potenciando la relación con el exterior en cada nivel y convirtiéndose en un gran mirador sobre el meandro del Anoia. Un edificio que pretende ser un referente internacional en sostenibilidad pero, sobre todo, respetando el territorio donde se implanta.

La implantación fotovoltaica y de invernaderos tecnificados también se ha trabajado con una correcta integración paisajística, a través de las visuales desde el territorio, pero también desde los caminos que recorren el Agroparc. Estos caminos, en la zona de Can Mata son cumbreras, donde las unidades agrícolas del alrededor caen con la topografía. Las placas fotovoltaicas se sitúan siempre en los puntos bajos, siendo completamente invisibles desde los caminos y conservando el paisaje agrícola. Los invernaderos también se sitúan en puntos ciegos del territorio por su condición de puntos hundidos topográficamente.

El territorio donde se implantará es un paisaje agrícola donde las masías y sus campos son los principales protagonistas. / © SBDA

Potenciando la movilidad sostenible

No menos importantes son los recorridos y accesos que tejen el Agroparc y, sobre todo, que lo conectan con todo el territorio; el Baix Llobregat y el Penedès. El nuevo complejo actúa como una puerta de acceso al Penedès desde el Área Metropolitana de Barcelona conectándolo con la Vía Azul del río Anoia –el proyecto de rehabilitación de los cauces de los ríos desarrollado desde la Diputación de Barcelona y la Generalitat de Cataluña–.

La puerta al municipio de Gelida de esta Vía Azul se genera en su punto de conexión del Agroparc con el Ferrocarril y los principales cauces de comunicación, donde se propone un equipamiento que podría convertirse en un museo o un centro de interpretación de la Vía Azul, el Penedès y el Agroparc. Desde este punto, el proyecto teje una red de caminos públicos que recupera las conexiones perdidas del territorio, conectando las diferentes masías rehabilitadas y sus campos de influencia. Se arreglan los caminos actuales con diferentes niveles de intensidad según los usos, pero siempre con una mirada agrícola y gestionando el agua de forma sostenible. Una red de caminos que pondrá en valor el paisaje y el programa de este clúster agroalimentario, siempre con la atenta mirada de Montserrat.

Entre los distintos volúmenes se sitúa la Plaza Agrícola: un gran espacio público para el intercambio de productos que estructura la red de caminos. / © SBDA

Una actuación que respeta el territorio y, sobre todo, lo revaloriza

El Agroparc Penedès configura un paisaje donde se situará un proyecto único y pionero en Europa, donde –a través de la sostenibilidad, innovación y circularidad del sector agroalimentario– se pretende alimentar la región Metropolitana de Barcelona. Un proyecto ambicioso que con el apoyo de las administraciones locales, comunitarias y estatales empieza a hacerse realidad, sin olvidar nunca el respeto por el territorio donde se sitúa.

Una propuesta completa que ha entendido las preocupaciones de la emergencia climática en la que nos encontramos para seguir creciendo como sociedad y, sobre todo, como territorio y que, por eso, ha sido declarado de interés territorial.

 

Proyectos

La Vanguardia se hace eco del nuevo Agroparc Penedès diseñado por batlleiroig.

Leer más
La Vanguardia se hace eco del nuevo Agroparc Penedès diseñado por batlleiroig.
Proyectos

El president de la Generalitat, Pere Aragonès, conoce de primera mano el proyecto del Agroparc Penedès.

Leer más
El president de la Generalitat, Pere Aragonès, conoce de primera mano el proyecto del Agroparc Penedès.