can_bisa_01

CAN BISA RECIBE LOS PREMIOS DE LA IV MOSTRA D’ARQUITECTURA DEL MARESME Y EL PUIG I CADAFALCH 2014 A LA REHABILITACIÓN.

El jurado de la IV Muestra de Arquitectura del Maresme ha mencionado nuestro proyecto de 14 VIVIENDAS PROTEGIDAS, EQUIPAMIENTO CULTURAL Y REHABILITACIÓN DE LA CASA COLONIAL CAN BISA, en Vilassar de Mar, como uno los proyectos más destacados de Arquitectura y Rehabilitación que se han desarrollado durante este periodo en la comarca.

Can Bisa, un conjunto formado por un edificio histórico rehabilitado y un edificio de nueva planta, ha sido galardonado con dos primeros premios, uno para cada categoría en la que participaba.

El reconocimiento de la IV Muestra de Arquitectura del Maresme y la 1ª edición del Premio Puig y Cadafalch del Maresme han puesto en valor la calidad arquitectónica y la calidad de la recuperación de la Finca histórica de Can Bisa con los dos máximos galardones que se otorgaban. Estas son las palabras del jurado sobre los motivos de este reconocimiento:

Cuarta Muestra de Arquitectura del Maresme

“Este proyecto” público “destaca por su voluntad de integración en la ciudad, tanto desde la construcción del pleno como desde la definición del vacío urbano. La arquitectura reconstruye la medida “doméstica” del vacío y reproduce formas y proporciones de las construcciones vecinas (cubiertas y ventanas). A pesar de la contradicción de las escaleras a ejecutar y de la trama existente, el resultado del proyecto convive con mucha naturalidad con el entorno.

La armonización volumétrica de vacçio y lleno, el trabajo de la sección, la cubierta, el color y el tratamiento de la fachada, consiguen poner en valor la Casa de Can Bisa. Se podría afirmar que toda la actuación “hace ciudad”. ”

Primera edición de los Premios Puig i Cadafalch del Maresme

“El proyecto también incluía la rehabilitación de la casa Colonial de Can Bisa.

El enaltecimiento de la arquitectura indiana pintada de un blanco imponente se entiende esencialmente a través de las decisiones proyectuales sobre el entorno. Sin duda, la decisión más importante es la recuperación y donación a la ciudad de un jardín colonial rebosante de palmeras y presidido por una fuente original. La conservación del acceso doméstico de la casa colonial se relaciona con el patio subterráneo del nuevo equipamiento cultural y con los patios privados que se esconden detrás de una celosía discreta, sin perder el carácter de “patio de la casa de Can Bisa “.

La preservación de las carpinterías originales y la sobriedad de los interiores hace evidente el respeto por todo aquello que da carácter a la casa y lo pone en evidencia. En definitiva, la decisión de dar igual importancia al vacío del patio para que la casa conserve la esencia colonial, hace que toda la actuación de rehabilitación dialogue con sencillez y naturalidad con el pueblo y su entorno. “

×

Comments are closed.